10 de agosto de 2018

Reseña: Querer Volver (Carlos Dorado)

Querer volver (Carlos Dorado)

Querer volver (Carlos Dorado)
Abandonar el lugar donde se nace es una experiencia que no todos tienen en la vida y los que la tienen quedan marcados irremediablemente. Carlos Dorado regresa con toda su sabiduría a cuestas al tema de la inmigración, lo hace sin que haya una sola palabra que delate ningún resentimiento, porque el drama de los inmigrantes está bordado de nostalgias —la morriña—, de incomprensiones, ausencias, soledad, incertidumbre y exilio interior, pero también de sueños y esperanzas, que siempre revitalizan y deslumbran.

Esas son las atmósferas que persisten en Querer volver, descritas con una prosa sencilla y directa que apela a las emociones, de modo que el lector se siente identificado con las inquietudes de quienes llegaron a esta tierra de gracia en busca de mejor futuro y de los venezolanos que emigran de un país que sienten y sufren hasta lo indecible.

Dorado abre su corazón y nos va contando una bruma de sensaciones como gotas de lluvia caídas sobre los rincones de las vivencias del alma. Querer volver es un viaje al centro de nosotros mismos, en busca de la voz que uno custodia en la profundidad de su ser. Un texto inapreciable que consagra al autor como un original exponente en la historiografía venezolana de la inmigración.

Querer volver es un libro escrito por un migrante para migrantes, especialmente los que han sido forzados a migrar por alguna razon a otro pais. Es un libro corto, cada dos paginas aproximadamente con un punto de vista distinto, muy emotivo, que te llega al corazon.

El autor, Carlos Dorado, emigro de España a Venezuela con sus padres cuando era pequeño, dejando a sus hermanos mayores alla. Cuenta el sufrimiento de sus padres, su proceso de adaptacion, y todo lo que conlleva emigrar. Ademas comparte historias de otras personas, otros puntos de vistas, y termina siendo como una reflexion de la vida como migrante.

Querer volver (Carlos Dorado)

Tenia muchas ganas de leerlo y tuve suerte que mis papas vinieron de visita y me lo trajeron. Aunque muchas historias me daban tristeza, otras me daban risa, y al final me dejo sintiendo paz. Me vi reflejada en muchas historias, por si no lo saben, me mude hace ya casi un año a otro pais y realmente no ha sido un proceso facil. En especial al principio, que me pego mucho. Sigo sintiendo esta sensacion de 'querer volver' que es imposible de lograr en este momento y no se si algun dia se me quite. No quiere decir que emigrar sea todo malo, pero dificil si que lo es.

Lo recomiendo para personas que han emigrado, que tienen pensado emigrar, o que aunque emigrar no esta en sus planes, quieren ponerse en los zapatos de un migrante un ratico.



Fuente: El Nacional

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Me lo apunto ya mismo. Yo también me fui de Venezuela hace un año ya, y aunque ya no me pega tanto como los dos primeros meses (lloraba de la nada) pero siento que este libro es necesario para todos los que hemos pasado por este proceso. Ademas, lo que nos cuenta suena interesante y la frase que nos compartes suena super interesante. Espero tener la oportunidad de leerlo pronto a ver que tal.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Barbara, seguro te va a gustar. A mi me cayo como anillo al dedo, los primeros meses también fueron los mas duros para mi, pero creo que este libro nos sirve a todos aunque ya haya pasado un tiempo desde que emigramos.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!