Reseña: Todos deberíamos ser feministas (Chimamanda Ngozi Adichie)

Todos deberíamos ser feministas (Chimamanda Ngozi Adichie)


Todos deberíamos ser feministas (Chimamanda Ngozi Adichie)

Ser feminista no es solo cosa de mujeres. Chimamanda Ngozi Adichie lo demuestra en este elocuente y perspicaz texto, en el que nos brinda una definición singular de lo que significa ser feminista en el siglo XXI. Con un estilo claro y directo, y sin dejar de lado el humor, esta carismática autora explora el papel de la mujer actual y apunta ideas para hacer de este mundo un lugar más justo.
«Hoy me gustaría pedir que empecemos a soñar con un plan para un mundo distinto. Un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos. Y esta es la forma de empezar: tenemos que criar a nuestras hijas de otra forma. Y también a nuestros hijos.»
Todos deberíamos ser feministas es un ensayo corto pero conciso. No se necesitan muchas palabras para demostrar que aun en esta epoca necesitamos todos ser mas feministas. Chimamanda Ngozi Adichie nos relata un poco de su vida en Nigeria y porque se considera feminista, y aunque a veces son ejemplos de la vida real parecen un poco drasticos para la cultura occidental el dia de hoy (como por ejemplo que no te saluden al entrar a un restaurant, sino a tu acompañante masculino), te hace preguntarte si realmente estamos mejor en ese tema por estos lados o sigue igual.

Me considero feminista, y no la feminista que quieren hacer creer que es una loca, odia hombres, etc, sino la que piensa que todos, sin importar el sexo, tenemos los mismos derechos y merecemos las mismas oportunidades. He tenido la suerte de que aunque he crecido en una region que se le conoce como machista, en mi hogar nunca me han hecho sentir menos. Somos tres hermanas, todas hemos tenido oportunidades de estudiar, trabajar y ser tratadas justamente sin importar el sexo. Ademas, estoy rodeada de mujeres que han salido solas adelante. Pero se que no es el caso de todas las mujeres, cuantas amigas y conocidas me han contado como cosa normal como sus padres le prohibieron estudiar algo, o irse a otra ciudad, viajar, etc, solo por ser mujeres.

Se que en la actualidad es comun que las mujeres ganen menos y que la sociedad espere mas trabajo de ellas, en lo profesional y en el hogar. Se que se espera que la mujer este siempre arreglada, que quiera casarse y tener hijos. Se que se espera que la mujer haga sacrificios, que deje el trabajo o se cambie a otro para poder criar a los hijos. Que sepa cocinar, limpiar. Cuantas veces no escuche que le decian a mi mama que deberia enseñarme a limpiar, para cuando tenga mi casa, porque despues no sabria hacer nada. Cuantas veces no me preguntaron con exasperacion cuando pensaba casarme y tener hijos, y que no fuese muy vieja porque 'me dejaba el tren'. Que tenia que amamantar, y que tendria que buscarme otro trabajo y olvidarme de viajar. Que aprendiera a hacer las arepas redondas y atender a mi esposo...

Lo mas triste de todo, es que esos comentarios venian de mujeres. Y por supuesto, ninguna preguntaba por mis notas, mi carrera universitaria, futuros estudios, ideas de negocio o propuestas laborales, etc.

Increiblemente, en la universidad cuando nos graduamos eramos el mismo numero de mujeres y de hombres. En mi carrera, medicina veterinaria, mundialmente son mas mujeres las que laboran en esta area que hombres. Cuando comence a trabajar en una empresa, dos de 3 jefes eran mujeres. En el departamento de ventas y marketing todas eramos mujeres...

Claro que he lidiado con ese cliente que te ve con cara incredula cuando le explicas algo. Con ese que pregunta incredulo ¿TU eres la dueña? O peor, con ese que asumio que MI negocio era de mi esposo (en ese momento novio). No es que tenga algo de malo compartir un negocio con tu pareja, pero que crean que no fue con mi propio dinero y mi plan de negocios, es algo que me molesta muchisimo.

El fin, la autora Chimamanda Ngozi Adichie da en el clavo al decir que para cambiar la sociedad tenemos que comenzar por criar diferente a nuestras hijas e hijos. Y que importante punto, porque podemos educar a los hombres a tratar a las mujeres como iguales, pero tambien es la mujer la que primero tiene que cambiar esa forma machista de pensar que tiene que cumplir ciertos roles para ser una 'buena mujer'.

A mi me educaron para soñar y creer en mi misma, que podia hacer lo que me propusiera. Y eso es lo que quiero trasmitirle a mis futuros hijos. Que no importa el sexo, pueden y deben creer en ellos mismos. Que nada ni nadie, les puede decir o hacer sentir que son menos.

Todos deberíamos ser feministas es una lectura corta pero super recomendada, o si lo prefieren pueden ver la charla:





Gaby

Comentarios

  1. He visto este libro en varios blogs, y ultimamente me ha interesado mucho el tema del feminismo, por lo que me lo he apuntado para leerlo más adelante, gracias por tu reseña!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!